El tranvía solo se reactivará si se pactan obras para la ciudad El Ayuntamiento reclama a la Junta proyectos para compensar lo pagado de más por la construcción del tren ligero

Publicada en Publicada en Sin categoría
 José Rodríguez Cámara.

Como si, de repente, todo fuera muy fácil, el Ayuntamiento y la Junta, tras años en desacuerdo sobre el tranvía, que no se usa desde 2011, desvelan un principio de acuerdo para reactivar este medio de transporte. Por sorpresa, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, que muchas veces había asegurado que no se podía implicar en este asunto, pone encima de la mesa 370.000 euros para hacer frente al déficit de explotación. Y en medio de este optimismo, y, ciertamente sin renunciar a este espíritu, el alcalde de Jaén, Javier Márquez, introdujo un elemento del que ni el consejero de Fomento, Felipe López, ni Reyes hablaron. El máximo responsable municipal desveló de que, conforme al informe del Tribunal de Cuentas y la Intervención Municipal, la Administración local ha pagado a la autonómica entre 4 y 6 millones de euros de más en concepto de financiación del tren ligero. El regidor dijo que no quiere que se devuelva dinero para las arcas municipales, sino que la Junta ejecute obras en la ciudad. De ello depende el pacto por el tren ligero. A pesar de los intentos de este periódico, la Delegación del Gobierno andaluz no confirmó este extremo ni como se articularán estas peticiones, se guarda silencio oficial. Pero el alcalde, según fuentes de la negociación consultadas por este periódico, no erró en su planteamiento. Sus demandas para la ciudad, tal y como se aseguró, serán atendidas. De no ser así, no circulará el tranvía por las calles de la ciudad.

La propuesta fue “madurada” durante las conversaciones que, la semana pasada, precipitaron las buenas nuevas sobre el sistema tranviario. Hay varias claves que entender. Por un lado, el Ayuntamiento, si acudiera a los tribunales para reclamar lo pagado de más por el sistema de transporte, tendría muchas posibilidades de ganar el pleito, porque además, este dinero ya dejó de entrar en las arcas municipales, al haberse deducido de la participación de los impuestos de la Junta que reciben todos los municipios andaluces, la Patrica. Otra cuestión importante es que, para el nuevo modelo de ciudad que plantea Márquez, más peatonal y vertebrada de norte a sur, necesita una estación intermodal en Vaciacostales. A la Consejería de Fomento tampoco le viene mal construirla, puesto que potencia el tranvía, cuyo recorrido comienza, precisamente, en esta parte del casco urbano. A su vez, el Gobierno local, asfixiado por una de las deudas municipales más elevadas de España, no tiene cómo hacer frente a peticiones ciudadanas como la construcción de una pista de atletismo profesional. La colaboración “forzada” de la Junta permitiría su construcción y, como en el caso de la estación intermodal, la ciudad solo tiene que poner suelo. En medio de estas negociaciones, que tuvieron a Sevilla como escenario en varias ocasiones, también salió a relucir el interés municipal por recuperar los terrenos municipales de Plaza de Armas y Marroquíes Bajos, con un gran aprovechamiento arqueológico. El sigilo del Gobierno andaluz está motivado, como se apuntó a este periódico, por la necesidad de que la Consejería de Hacienda de el visto bueno y articule como cumplir estos compromisos.

Eso sí, la demanda municipal no supone que se ejecuten las obras pedidas y luego eche a andar el tranvía, el compromiso es al contrario, con la idea de que los proyectos solicitados se materialicen lo largo de varios años. Otra aspecto crucial es que, en gran medida, la estabilidad del Gobierno andaluz depende del sistema tranviario, ya que Ciudadanos, que tiene un acuerdo de estabilidad con Susana Díaz, lo considera innegociable y, demanda que esté en marcha en 2018. El alcalde habló de la firma del acuerdo de aquí a Navidad. La prisa, como se explicó a este periódico, dependerá de la presión política que haya.

“política útil” de color naranja

La portavoz provincial de Ciudadanos en Jaén, Raquel Morales, en una nota, juzga que la “política útil” de su partido, en sus palabras, “se demuestra desbloqueando asuntos tan importantes” para la capital como la puesta en marcha del tranvía, paralizado desde 2011. “Ciudadanos ha luchado mucho para que esto suceda”, dijo, además de agradecer las palabras del alcalde, Javier Márquez, que agradeció la mediación del líder naranja andaluz, Juan Marín.

el psoe cree que ya no hay excusas

El secretario general del PSOE local, Julio Millán, en una nota, cree que al alcalde, Javier Márquez, según él, “no le quedan más excusas para dilatar su puesta en marcha y lo que toca es que el alcalde ponga voluntad política”. En el comunicado considera que introducir nuevos elementos como las compensaciones económicas por el coste de los vagones del tranvía asumido por el Ayuntamiento es un asunto que “habrá que calibrar, pero que ahora no toca”.

el partido popular pide más dinero

El PP celebra que la Diputación haya decidido, al fin, comprometerse con el tranvía de la capital, aunque considera “insuficiente” la partida anunciada para ello por la institución supramunicipal. “Los planteamientos respecto al sistema tranviario vienen a dar la razón a nuestro partido, que históricamente ha defendido que el Ayuntamiento de Jaén necesitaba la implicación de las dos administraciones que gobiernan los socialistas”, dice el secretario general Francisco Palacios.

dudas sobre el patrocinio

La vía planteada por el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, para contribuir a paliar el déficit del tranvía es el patrocinio a través de la marca “Jaén, paraíso interior”. El alcalde, Javier Márquez, en la rueda de prensa posterior a este anuncio, el jueves, creyó que no es la fórmula más oportuna. No obstante, el máximo responsable municipal dejó claro que nada tiene que ser óbice para que, finalmente, se alcance los compromisos necesarios.

Fuente: Diario Jaén, 18-11-2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *